Close

24 noviembre 2020

El pan nuestro

¿Te concede Dios todo lo que le pides? No, ¿por qué?

Por Julia Harris

«El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy».

Cualquier parecido con alguien que conoces, es pura coincidencia.

—Papi, te quiero mucho. ¿Me compras el nuevo Iphone?

—Pero… es muy caro.

—Papá…

—¿Qué de malo tiene el teléfono que tienes?

¿Qué le pides a tu Padre celestial? ¿Te lo concede? Tal vez contestes que no siempre.

Te voy a anotar lo que dice la Biblia: «Desean lo que no tienen, entonces traman y hasta matan para conseguirlo. Envidian lo que otros tienen, pero no pueden obtenerlo, por eso luchan y les hacen la guerra para quitárselo. Sin embargo, no tienen lo que desean porque no se lo piden a Dios. Aun cuando se lo piden, tampoco lo reciben porque lo piden con malas intenciones: desean solamente lo que les dará placer» (Santiago 4:2,2).

Medita acerca de esto. El Señor Jesús nos enseña qué debemos pedir: «El pan nuestro de cada día». Nuestro Padre celestial siempre nos dará lo que necesitamos.

Sigue el ejemplo del apóstol Pablo que decía: «He aprendido a estar contento con lo que tengo» (Filipenses 4:11).

Foto por Abraham Macip

Tal vez también te interese leer:

Nutre tu espíritu (parte 1)    (El cuerpo no es lo único que requiere nutrición)

Nutre tu espíritu (parte 2)   (Sigue indagando cómo nutrirte integralmente)

Padre nuestro    (Esta oración es un nutriente)

Santificado sea tu nombre    (Ser pura es posible)

Venga tu reino   (¿Ya perteneces a ese Reino?)

Hágase tu voluntad    (¿Anhelas que se haga Su voluntad?)

Perdona nuestras deudas    (¿Perdonas a los que te ofenden?)

No nos metas en tentación    (¿Por qué te vence la tentación?)

Concluye el Padre nuestro     (Habla con tu Padre)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *