Close

Hágase tu voluntad

¿Por qué tienes problemas con tu mamá? ¿Por qué los niños pelean?

Por Julia Harris

La parte de la oración que veremos hoy dice: «Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra».

¿Has observado un grupo de niños jugando? ¿Por qué son sus pleitos? Porque un niño quiere hacer su voluntad y los demás no quieren hacer eso.

¿Por qué tienes problemas con tu mamá? Porque ella te dice que debes hacer algo, pero a ti eso no te parece; quieres hacer tu propia voluntad.

La oración pide: «Hágase tu voluntad». Se está pidiendo que se haga la voluntad de Dios. Los ángeles en el cielo ejecutan su voluntad sin contradecir. Pero aquí en la tierra es diferente.

Es fácil repetir estas palabras, pero, ¿realmente es eso lo que queremos? ¿No es verdad que nosotros creemos tener siempre la razón y queremos manejar nuestras propias vidas?

Esto es un gran error y la razón por la que tenemos tantos problemas. Dios nos hizo a cada una de una manera muy especial, nos ama y quiere lo mejor para nosotros.

Aceptemos «su» voluntad. Sigamos el ejemplo del Señor Jesús que dijo: «Padre, si quieres, te pido que quites esta copa de sufrimiento de mí. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía» (Lucas 22:42).

Foto por Abraham Macip

Tal vez también te interese leer:

Nutre tu espíritu (parte 1)    (El cuerpo no es lo único que requiere nutrición)

Nutre tu espíritu (parte 2)   (Sigue indagando cómo nutrirte integralmente)

Padre nuestro    (Esta oración es un nutriente)

Santificado sea tu nombre    (Ser pura es posible)

Venga tu reino   (¿Ya perteneces a ese Reino?)

El pan nuestro    (¿Te concede Dios todo lo que pides?)

Perdona nuestras deudas    (¿Perdonas a los que te ofenden?)

No nos metas en tentación    (¿Por qué te vence la tentación?)

Concluye el Padre nuestro     (Habla con tu Padre)