Close

13 razones y tú

Aunque la historia, tanto en la novela como en la serie, es ficticia, seguramente hay chicas pasando por cosas parecidas en sus vidas

Por Karla Olivares

Las series son programas de televisión que nos entretienen. Algunas veces hasta hacemos maratones para terminarlas de ver en un tiempo récord.

Una de las series que más ha destacado entre los adolescentes y jóvenes es “13 Razones”, la cual está basada en la novela de Jay Asher publicada en 2007. Después de que el libro alcanzara un lugar dentro de los best sellers en 2017, llegó a la pantalla chica a través de la plataforma de Netflix.

Dentro del argumento de la serie encontramos temas como: suicidio, abuso sexual, acoso escolar, relaciones sexuales a temprana edad, depresión y más.

¿Te suenan estos temas?  Son más comunes de lo que creemos y si piensas en las personas que conoces, al menos alguien ha pasado por una situación de riesgo.

Aun cuando en estos momentos no estamos asistiendo a la escuela, estos temas no dejan de ser recurrentes entre las personas con las que nos relacionamos.

El celular, las redes sociales, los videos virales se han vuelto parte de nuestro diario vivir. Ahora estamos más tiempo conectados en la computadora, estamos al pendiente de las notificaciones de Instagram, vemos y hacemos videos en Tik Tok.

Las redes sociales no son malas, siempre y cuando sean utilizadas con responsabilidad. Es increíble ver a tus amigos de la primaria y saber qué hacen o dónde estudian. Es genial platicar de forma inmediata con la gente que quieres. Pero ¿y los peligros?

Recuerdo el primer capítulo de “13 razones”, donde por culpa de una foto comenzó el sufrimiento de la protagonista. Avergonzada, y sintiéndose poca cosa, fue víctima de acoso escolar, abusaron sexualmente de ella y posteriormente se quitó la vida. Aunque la historia, tanto en la novela como en la serie, es ficticia, seguramente hay chicas pasando por cosas parecidas en sus vidas. ¿Qué diferencia hay entre cualquier chica y tú?

La respuesta es muy sencilla: Cristo. Podrías preguntarte, pero ¿dónde está Dios ante estas amenazas? ¡El Espíritu Santo está dentro de nosotras! Dios nos acompaña en esos momentos de duda y en momentos de angustia. Es Jesús quien está a nuestro lado en todo momento, Él es el único que puede darnos consuelo, ayuda y sobre todo, guía nuestro camino.

¿Le has preguntado al Señor su opinión sobre tus decisiones? Tal vez sí, pero en otras ocasiones no, porque sabemos que lo que queremos dista del plan de Dios. Nuestras relaciones y amigos son parte importante de nuestra vida, pero Dios debe ser la prioridad y por consiguiente estar involucrado en todo momento.

El Señor nos recuerda en Romanos 12:2 que no vivamos como vive el mundo, sino que busquemos a Dios para saber qué es lo que quiere de nosotros.

El acoso, el sufrimiento, las burlas, las malas decisiones llegarán a nuestra vida en algún momento, pero la roca en la que está basada nuestra fe no se mueve nunca. Jesús, con su amor y su gracia nos protegen en todo momento, siempre y cuando nosotras se lo pidamos y escuchemos su voz.

Foto por Erik Torres